jueves, 26 de agosto de 2010

Time goes by


La vida parece que está repleta de tópicos que durante mucho tiempo te repiten y para ti no tienen sentido y de repente comprendes su significado en toda su dimensión. A mi edad he llegado a la conclusión que es directamente proporcional a la experiencia y la edad.


La maternidad te modifica muchos conceptos y percepciones y acabas entendiendo muchos de esos tópicos o simplemente comentarios que en alguna ocasión te hayan podido hacer, aunque al final cada una vivirá su propia experiencia aderezada con sus ilusiones personales y saboreada con todo el amor que nadie más podrá sentir.


Laia nació hace cuatro meses y desde el momento que se produjo el embarazo, muchas mamás nos decían que disfrutáramos de cada momento y cada minuto porque el tiempo pasa muy rápido.


Yo sabía bien de qué hablaban porque llegué a tener esa misma sensación mientras mi madre moría, el tiempo pasaba tan rápido que sentía que no había podido llenárme lo suficiente con ella. La vida había pasado tan deprisa que iba a cortar su existencia sin haber podido completar nuestra vida juntas. Jamás conocería a esa nieta que tanto deseaba tener y mi hija nunca conocerá a su yaya Trini.


Ayer vinieron a la caseta Marian y Susana con Hugo a pasar el día y recordábamos nuestros encuentros pasados pensando en un futuro con hijos, los positivos, los embarazos, los nacimientos, ... y todo eso ha pasado, y Hugo cumplirá un año dentro de nada y Laia ya toma cereales y en nada estará gateando o le estarán saliendo los dientes y siempre tendré la sensación de que no lo he vivido lo suficiente, que el tiempo pasa demasiado deprisa.


A veces quisiera detenerlo, cuando se duerme encima de mi y me babea el pecho, cuando la oyes balbucear por la mañana, te asomas a la cuna y te regala una enorme y preciosa sonrisa, cuando alguien que no es nosotras la coge en brazos y nos mira a una y a la otra, como si fuera un partido de tenis, para no perdernos de vista. Le amo tanto que mi interior se convulsiona al escribirlo.


Si alguien tiene una fórmula mágica para manipular el tiempo, que me lo diga.

8 comentarios:

Nayma dijo...

Si tuviese esa fórmula yo misma la usaría para no haberme perdido la infancia de mi hermano pequeño (yo tenía 16 años cuando nació). Me da mucha pena no haber vivido tantas cosas de él que no quiero que me pase lo mismo con nuestro bebé, haré lo imposible por no perdérmelo.

El tiempo pasa y es irremediable, vivídlo tan intenso como podáis.

¡Muchos besos!

KyM=KyH dijo...

Que post más bonito!!!
Cuanto razón tienes!!!
Besos.
Haber si tomamos algo.
Besos.

Fabi. Tenerife. dijo...

Chicas tienen toda la razón, la vida se nos hace corta cuando vivimos rodeadas de amor. Pero lamentablemente si paramos el tiempo nos estaremos perdiendo otros muchos buenos momentos. Sólo nos queda disfrutar al máximo cada segundo y echar la vista atrás de vez en cuando para recordar lo vivido.

Un besito!!

Gracias por pasarse por nuestro blog!

CRISA dijo...

es cierto el tiempo pasa muy deprisa, Isa ya de 26 semanas, uf dentro de nada ya tendremos a Claudia entre nuestros brazos ....
A mi tb me paso con la muerte de mi padre, y aunque lo aproveches siempre te queda la sensacion de q podias haber disfrutado mas.
Aver si nos vemos pronto
BESOS

María dijo...

Lo siento, no tengo la fórmula secreta... A mí me pasa lo mismo cuando veo lo enorme que está ya nuestra niña de 15 meses. Exprime el día a día!
Os leo desde que intentábamos el embarazo pero es la primera vez que os escribo. Hasta ahora no tenía blog y no me parecía bien comentar sin tener algo que compartir. Aprovecho para daros las gracias, porque seguir vuestro proceso nos ha ayudado un montón.
Un saludo y a disfrutar de la peque!

Nashua dijo...

Cuanta razón....

Chinitas de Chinitilandia dijo...

ojala pudieramos controlar el tiempo...yo de joven, de mas joven, je, je siempre decia que votaria al partido que me diera 28 horas en un dia...Lo importante es disfrutarlo creo que aunque te quede la sensacion de que siempre se puede disfrutar mas, me da que no lo estais haciendo nada mal ;) Bssssssssss

Ross dijo...

Que entrada tan bonita.