lunes, 23 de febrero de 2009

5º Negativo

Pues eso, que otra vez ha sido que no. Cada vez piensas que es la peor, la más difícil, que otro negativo ya no puedes recibirlo de peor manera, pero os aseguro que sí. Además, esta vez, para mayor sufrimiento, el cuerpo me la ha estado jugando desde el día 18.

La beta la teníamos hoy, día 23, pero el miércoles 18, sin más ni más, sin ningun síntoma previo, empecé a manchar, muy ligeramente, casi imperceptible, pero lo suficiente como para saber que volvíamos a tener un negativo entre manos. Y así estuve hasta el 21, marcando tan poco que esa ningunez no nos dejaba perder la esperanza y poder descansar y empezarnos a reponer. Supongo que las que hayáis pasado por esta situación sabréis lo durísimo que es. Porque no te baja la regla así sin más, sinó que estás 3-4 días con el ay en el cuerpo, sin saber si sí o si no, y sufriendo a cada momento, en cada visita al baño, cada segundo del día.

Y el viernes me derrumbé. Hay veces que necesitamos desahogarnos, llorar, gritar, permitirnos nuestro derecho a la pataleta y al berrinche, de maldecir aquello en lo que sea que creamos y, despúes, empezar a reponernos. Aunque, no lo niego, reponerse es cada vez más duro.

Así que aquí estamos, de camino a la sexta, con los ánimos crecientes pero poco a poco.

Hemos decidido parar este més, porque tampoco la economía nos da para más. Y haremos la sexta, y despues....no lo queremos ni pensar. Porque por supuesto, no tenemos el dinero para una fecundación in vitro, y tendríamos que hacer un buen paron (varios meses me atrevería a predecir).

Así que aquí estamos, un poco decepcionadas, pero ilusionadas al mismo tiempo, porque el día que tengamos aquí a nuestra Laia o nuestro Joan...que se aparte el mundo porque no cabremos de gozo!!

Quería aprovechar estas líneas para agradecerle a Luisa todo el amor y la ternura que me da. Se que el proceso tambien está siendo muy duro para ella, pero nunca decae y siempre tiene una palabra de amor y de ánimo para hacerme ver que lo conseguiremos, que la vida nos está poniendo a prueba y que somos lo bastante fuertes como para poderla superar.

Muchas grácias cariño. Te quiero con locura.

Os iremos informando.

PD: A ver las demás que estáis con la beta espera. ¡Que queremos ser tias!

domingo, 8 de febrero de 2009

Un año de historia.

El día 21 de Enero cumplió un año que abrimos este blog.

Releyendo nuestro primer post pienso que parece que hace un siglo de eso. Hemos aprendido, disfrutado, sufrido y, sobretodo, conocido. A nuevas parejas, a nuevas mujeres solas que han pasado por lo mismo que nosotras e incluso por casos peores, pero que nunca han desfallecido. Conocer todas estas historias ha sido de gran ayuda para nosotras. Ya véis, hace un año pensamos que esto sería coser y cantar y, cosas de la vida, seguimos aquí, luchando y superándonos dia a dia.

Despues de bajarme la regla este mes, fuimos a la visita de rigor y vimos que ya había desaparecido el resto de folículo del mes pasado, así que empezamos con la hormonación. Es curioso como con un mismo tratamiento el cuerpo cada vez reacciona de una manera distinta. Todos los tratamientos que hemos hecho con el Puregón han sido de 8 días pinchandome 75 ml cada vez. La primera vez crecieron 3 folículos, la segunda 2 y esta última tan solo 1.

Cuando fui antes de ayer a la consulta y la Dra. Labarta me dijo que solo había crecido un folículo nos quedamos muy chafadas las dos (la Dra. y yo). De momento algo que no habíamos planteado acababa de ocurrir. En ningun momento habíamos pensado que solo crecería uno. Así que allí nos vimos, doctora y paciente, pensando que podíamos hacer. Le dije que me dejara salir un momento, que iba a llamar a mi mujer y que lo decidíamos y le decía algo.

Me salí, llamé a Luisa y estuvimos un buen rato valorando los pros y los contras. Finalmente, despues de darle muchas vueltas, decidimos que sí, que adelante. Total, despues de haberme hormonado y habernos gastado los 353 € del dichoso Puregon, no era cuestión de dejarlo pasar.

Así que allí que fuimos, IAD los dias 6 y 7 de Febrero y la Beta el 23 F. Sabemos que las probabilidades son ínfimas, y que es difícil que la cosa salga bien, pero de perdidas al río. Que no sea por no haberlo intentado.

Queremos destacar que esta vez la Dra. le dejó a Luisa que fuera ella la que empujara la jeringuilla y metiera el esperma. Nunca le habían dado la oportunidad y nos hizo muchísima ilusion a ambas.

Y ahora nada, a esperar!!

Ánimo a todas las que estáis en la misma situación que nosotras. Tarde o temprano lo conseguiremos.